Primero debes completar 6 – ¿Cuán pronto volverá Jesús y para qué? antes de ver esta lección

 

Man praying by cross

 

La línea de comunicación de Dios siempre está abierta, en Él puedes depositar tus problemas y dificultades diarias. La próxima lección lleva por nombre: “El secreto de la felicidad”. No olvidemos que la paz y felicidad solo provienen de nuestro creador y redentor Cristo Jesús; habla con Él hoy, y confirma lo que has estudiado en esta lección.


 

  • Una conversación de Dios
  • ¿Cómo puedes estar seguro de que Dios te escucha?

    Entonces me invocaréis y vendréis y ORARÉIS A Mi, Y YO OS OIRÉ; y me buscaréis y me hallaréis porque me buscaréis de todo vuestro corazón (Jeremías 29:12-13). Praying with open Bible

    ¿Qué seguridad dio Jesús de que él escuchará y responderá tus oraciones?

    Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad y se os abrirá (Lucas 11:90).

    La oración es un diálogo. Jesús promete:

    He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo (Apocalipsis 3:20).

    ¿Cómo es posible sentarse con Cristo a la mesa y tener una agradable conversación con él? Primero, contándole en oración todo lo que tienes en tu corazón. Segundo, escuchando cuidadosamente. La oración para el cristiano puede llegar a ser una forma de vida: ORAD SIN CESAR. Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús (1 Tesalonicenses 5:17-18).

    “No hay nada que pueda impedimos elevar nuestro corazón en ferviente oración. En medio de las multitudes de las calles o de una sesión de negocios, podemos elevar a Dios una oración e implorar la ayuda divina … Debemos tener abierta de continuo la puerta del corazón e invitar siempre al Señor Jesús a venir a morar en nuestra alma como un huésped celestial” (El camino a Cristo, pág. 99). Una de las mejores maneras de desarrollar esta íntima relación, es meditar mientras oras: Dulce será mi meditación en Él; yo me regocijaré en Jehová (Salmo 104:34). Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros (Santiago 4:8).

     

  • ¿Cómo Orar?
  • Cuando oras, puedes seguir el modelo que Jesús dio en el Sermón del Monte. Él enseñó a sus discípulos el Padre nuestro para satisfacer su pedido: “Enséñanos a orar.”

    Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén (Mateo 6:9-13).

    Dios te invita a orar por el perdón de tus pecados (1 Juan 1 :9); por el aumento de tu fe (Marcos 9:24); por las necesidades de la vida (Mateo 6:11); por la sanidad de las enfermedades y el sufrimiento (Santiago 5:15); por el derramamiento del Espíritu Santo (Zacarías 10:1).

    Echando TODA vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros (1 Pedro 5:7).

     

    A woman in prayer

  • La oración en privado
  • Cuando oras, él está cerca para ayudarte:

    Tenemos…uno que fue TENTADO EN TODO SEGÚN NUESTRA SEMEJANZA, pero sin pecado. Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar el oportuno socorro (Hebreos 4:15-16).

    ¿Debes tener un lugar especial para la oración privada?

    Cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto, y tu Padre…te recompensará en público
    (Mateo 6:6).

     

  • La oración en público
  • Group prayerUnirse con otros en oración crea un vínculo especial e invita al poder de Dios en gran manera:

    Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos (Mateo 18:20).

     

  • Siete secretos de la oración contestada
  • Jesús prometió:

    Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré (Juan 14:14).

    Estos siete principios te ayudarán a orar más efectivamente:

    1. Mantente cerca de Cristo: SI PERMANECÉIS EN Mi y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho (Juan 15:7).

    2. Confía en Dios: Y todo lo que pidiereis en oración, CREYENDO, lo recibiréis (Mateo 21:22).

    Si sientes que te falta la fe, recuerda que nuestro Salvador hizo un milagro para un hombre desesperado que le rogó: Creo; ayuda mi incredulidad (Marcos 9:24).

    3. Ríndete confiadamente a la voluntad de Dios: Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa CONFORME A SU VOLUNTAD, él nos oye (1 Juan 5:14).

    4. Espera pacientemente en Dios: PACIENTEMENTE ESPERÉ A JEHOVÁ, y se inclinó a mí y oyó mi clamor (Salmo 40:1).

    5. No persistas en el pecado: SI EN MI CORAZÓ HUBIESE YO MIRADO A LA INIQUIDAD, el Señor no me habría escuchado (Salmo 66:18).

    Si no estás dispuesto a que Dios te libre de tus malos pensamientos, palabras y acciones, tu oración no será efectiva: Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites (Santiago 4:3).

    Dios no responderá “sí” a las oraciones egoístas y faltas de sinceridad. Mantén tus oídos abiertos a la ley de Dios, cumple su voluntad, y él escuchará tus peticiones. El que aparta su oído para no oír la ley, su oración también es abominable (Proverbios 28:9).

    6. ¡Siente la necesidad de Dios! Dios responde a los que piden su presencia y poder en sus vidas: Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados (Mateo 5:6).

    7. Persiste en la oración: Jesús enseñó la necesidad de insistir en nuestras peticiones con la historia de una viuda persistente que siempre se presentaba ante un juez con su petición. Finalmente, el juez cansado, dijo: “Sin embargo, porque esta viuda me es molesta, le haré justicia”.

     

  • Los ángeles ministran a los que oran en sus necesidades

El salmista se regocijaba porque sus oraciones fueron contestadas:

Busqué a JEHOVÁ, y él me oyó, y me libró de todos mis temores…El ángel de JEHOVÁ acampa en derredor de los que le temen, y los defiende (Salmo 34:4, 7).

Las Escrituras enseñan que cada hijo de Dios tiene un ángel guardián: Mirad que no menospreciéis a uno de estos pequeños; porque os digo que SUS ÁNGELES en los cielos ven siempre el rostro de mi Padre que está en los cielos (Mateo 18:10).

Descubre el poder de la oración en tu vida personal. La Biblia dice: El Señor está cerca. Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús (Filipenses 4:5-7).

Para triunfar, fija “tus ojos en Jesús” hoy y podrás ser parte de la celebración de la victoria final, cuando la paz de Cristo reine para siempre.

 

PARA MEDITAR:
Esta guía de DESCUBRA, ¿te ha ayudado a encontrarte con Cristo a través de la oración?
¿Es tu deseo poner tu vida en contacto con el divino poder por medio de la oración?

Volver a: Descubra

©2019 La Voz de la Esperanza

CONTÁCTENOS

No estamos disponibles en todo momento. Sin embargo, nos puedes enviar un correo electrónico y nos pondremos en contacto contigo tan pronto como sea posible.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account